Doce personas sufrieron heridas leves y cuatro fueron detenidas el sábado por los incidentes ocurridos durante la cita del Bayern de Múnich al Wolfsburgo (0-6), partido que marcó la coronación del conjunto bávaro como campeón de la Bundesliga, informaron este domingo las autoridades.

Diez de los heridos son policías que fueron agredidos por aficionados del Bayern. Los seguidores del equipo dirigido por Carlo Ancelotti lanzaron botellas y vasos contra los agentes y sus caballos, según el comunicado policial.

En los disturbios también resultaron heridos un simpatizante del Bayern y un trabajador de una empresa encargada de velar por la seguridad en el evento. El incidente se saldó con cuatro detenciones.

El partido, que culminó con una conquista del Bayern por 0-6 frente a el Wolfsburgo, le sirvió al equipo bávaro para conquistar su casa de campo Bundesliga consecutiva, un hito en la historia del fútbol alemán. Con este título, el Bayern alivia las dolorosas eliminaciones sufridas en las últimas semanas en la Copa Alemana y en la Jarretera de Campeones.