El gran triunfo frente a el Barcelona habría podido marcar el final de la carrera de Gigi Buffon. El utópico meta de la Juventus, en una entrevista a Sky Sport, desveló una promesa que había hecho antaño de los cuartos de final de la Champions: “Dije que si no me hubieran impresionado gol ni en la ida ni en la reverso frente a el Barça, habría sido amoldonado retirarme en junio, y se lo conté al presidente Agnelli – admitió el zaguero – Sin incautación, él me dijo: ‘a veces se dicen tonterías, no te preocupes y mira delante’. Fue un buen consejo”.

El bianconero, que este miércoles apostará frente a el Mónaco la semifinal de ida de Champions, también empezó a hacer el arqueo de su maravillosa carrera. Que, según los últimos rumores, debería acabarse, esta vez sí, tras el Mundial de Rusia: “Hice un cálculo rápido. Empecé con jugadores nacidos en los años 70, destruiré con los 2000. En cierto sentido, atravesé cuatro décadas, intentando estar siempre, sin sucumbir nunca. Mi orgullo más noble es haberlo conseguido”.