Eduardo “Toto” Berizzo, preparador del Celta de Vigo, señaló, tras la sólido derrota en presencia de el Athletic Club (0-3), que sus jugadores no estuvieron “a la categoría de los esperado”, e ironizó con que lo mejor de la tenebrosidad fue la reconocimiento de su causa. 

Cada uno debe revisarse y hacerse una autocrítica futbolística porque la Primera División exige otro nivel y cuando no lo das hay que revisarse. Las actuaciones individuales pasan por la preparación previa y por la dureza mental en presencia de la discontinuidad”, comentó el técnico argentino, quien esta semana ha recibido la reconocimiento de su causa y su hermana.

Berizzo, que volvió a alinear a muchos suplentes, se mostró muy crítico con sus jugadores: “Nuestro buen momento nos hizo desviarnos del rendimiento individual de cada uno. Hay que quitarse el velo y mejorar. En el primer gol fallamos al otorgar un córner innecesario. Sufrimos incapacidad defensiva a pesar de estar avisados de su peligro a balón parado”.

El preparador celeste prefiere olvidarse de la “dolorosa” derrota en presencia de el conjunto bilbaíno y centrarse “desde ya” en el “ilusionante” partido contra el Manchester United, correspondiente a la ida de las semifinales de la Europa League.

“Tenemos que ir todos juntos de la mano imaginando un resultado soñado. Hacer verdad el sueño nos tiene que estimular a todos para tratar de doblegar a un gran equipo apoyándonos en un gran esfuerzo. Ojalá vivamos una tenebrosidad singular”, finalizó.