Quería irse pronto, ajustado después de terminar la carrera había un coche esperando a Fernando Alonso para ir al aeropuerto de Sochi. Pues proporcionadamente tuvo tiempo de sobra. Y es que Fernando Alonso no pudo ni tomar la salida en el GP de Rusia.

“No teníamos la potencia ordinario, me dijeron que cambiara cosas en el volante para recuperar el sistema ERS pero no hubo forma. No hemos podido ni participar en la carrera”, decía pasados unos minutos del cesión antiguamente las televisiones el piloto español, poco más tranquilo tras el lógico enfado original.

¿El problema en Sochi? “Hasta que no llegue el coche no tendrán la respuesta exacta, pero wea lo que se aserá un problema con la pelotón de potencia. No hemos terminado aún ni una carrera y en esta ni hemos desencajado”, dijo.

Eso sí, el asturiano pese al enfado era proporcionado comprensivo: “Son cosas que pasan, cosas del deporte. En cuanto a mí llegó al gran premio para pilotar lo más rápido posible, ayudo al equipo en lo que pudo y luego me vuelvo a casa. El próximo es Barcelona, pero cuando llegas y no puedes valer, qué vas a hacer”.

Aunque después en presencia de los medios internacionales fue poco más duro: “Yo hago mi trabajo, pero hay determinado que no lo está haciendo”. Y reconoció que había intentado irse de Sochi antiguamente pero no ha sido posible: “He mirado un avión para irme antiguamente, pero no hay. Me tomaré un helado, que hace calor y veré la carrera. ¿Sauber con Honda? Si lo han hecho es porque será positivo para ellos, veremos donde estamos cada uno de nosotros en 2018…”.

Por último, en el comunicado repetía la mala situación por la que están pasando: “Es duro, es frustrante cada fin de semana es lo mismo. No favor podido zanjar ninguna carrera esta temporada es muy duro”. Aunque se niega a entregarse: “Pero la F-1 es mi vida, así que espero que podamos mejorar la situación pronto”.