Por fin, tras 53 horas de esperpéntico recuento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, hubo fumata blanca en las elecciones a la Asamblea Normal de la Federación. Con el cien por cien del voto escrutado, y equivocación de que se haga oficial el reseña definitiva, Ángel María Villar confirma su goleada a Jorge Pérez, ya que tendrá el apoyo de 104 asambleístas de los 139 que se eligieron el pasado jueves de cara a los comicios a la presidencia del próximo 22 de mayo.

Jorge Pérez, pese a su esfuerzo en la campaña, su movilización, el apoyo de Tebas y la ilusión de su candidatura por renovar la institución, acabó únicamente con 35 apoyos 8de los cuáles son 4 gallegos que se declaran independientes), por lo que sus opciones de conquista están prácticamente descartadas. Sólo le daría vida tener otra oportunidad (improbable) por el hecho de que se repita el proceso electoral, tras su impugnación, lo que dejaría estos resultados en papel mojado. La oposición ya tiene su procedimiento en marcha por supuestas irregularidades y está recogiendo ahora más denuncias y solicitudes de inepto a los electores que se hayan sentido perjudicados. Las quiere presentar todas juntas la próxima semana.

Villar, a equivocación de que la Comisión Electoral se pronuncie, cuenta con el voto de 16 presidentes de Territoriales, el de los entrenadores, profesionales y no profesionales (16), el de los árbitros (11), los futbolistas profesionales (13), los futbolistas no profesionales (14), los clubes no profesionales (22) y la particularidad del fútbol sala (12). Sólo cedió votos a servicio de Jorge Pérez en los clubes profesionales (20 votos, dejando fuera de la Asamblea a Madrid, Barça y Atlético), en algunos clubes no profesionales (8) y en sólo cuatro futbolistas amateurs, además del de tres presidentes de las Territoriales: Aragón, Andalucía y Galicia. Siempre y cuando este último no se baje del barco al final y no apoye a Jorge Pérez, como se intuye que podría suceder una vez que ha pasado que el panorama en la Federación va a seguir igual. Villar, voto congénito de la Asamblea, no tuvo que ser electo en el proceso de esta semana, como los 19 presidentes de Territoriales, ni siquiera podrá elegir internamente de 24 días. Simplemente calma retornar a revivir entonces otro paseo triunfal.