Luis Enrique valíaó tras el partido la primera parte de su equipo: “Pudimos hacer una segunda parte gracias al trabajo que hicimos en la primera. Ellos nos presionaron mucho, pero luego se vio el cansancio. El ritmo detención nos benefició. Fue una trofeo muy torneo. Supimos resolver la presión y que esta nos podría dar solvencia para la segunda con el desgaste. Superamos perfectamente la presión, que fue dura en la primera parte. Leímos perfectamente el partido. Siempre hay cosas a mejorar, pero me voy a casa satisfecho”. 

Gol de Suárez: “La primera parte, cuando la concurrencia está más fresca, las ayudas son más cómodas para todos. En la segunda parte las cosas estuvieron las cosas mejores para nosotros, ya que un error suyo nos caldo perfectamente para aclarar el señalador”. 

Partido más complicado: “Miren el calendario y vean donde perdimos puntos. No hay partido sencillo. Llegamos a tope para conseguir los dos objetivos que aún tenemos abiertos y queremos aprovecharlas”.

Estado físico: “Teníamos jugadores que habían descansado más que ellos. Queríamos un ritmo detención de partido. Fuimos los suficientemente maduros para pelear por el triunfo. Fue un derbi muy intenso y regido todo desde la deportividad”.

Suárez: “No se puede resolver a un futbolista por los goles, aunque sea punta. El gol y él estarán siempre cercanos”.