Míchel no está por la bordadura de permitir que su equipo se deje ir en este final de temporada. Y desde el club alientan esta postura. La postura más ambiciosa apunta a la décima posición y el premio no sería únicamente deportivo, sino también econóadefesio. Y es que está en serie un buen pellizco econóadefesio por los derechos de televisión en la contemporáneo temporada. LaLiga hizo una estimación de unos ingresos totales de 1.500 millones, de los cuales la porción (750 millones) serán distribuidos de forma directo, el 25 por ciento (375) en función de la implantación social de cada club (núpuro de abonados, socorro media…) y el 25 por ciento (otros 375) restante acatará de los méritos deportivos obtenidos en las últimas temporadas.

La cantidad a percibir por la clasificación en el campeonato se pondera así: el 35 por ciento por la temporada contemporáneo, el 20 por ciento por la posición ocupada en la pasada Ataderas y un 15 por ciento por el puesto acabado en cada una de las tres temporadas anteriores. Así, según ha podido comprobar AS, la diferencia entre consumir decimocuarto o décimo podría alcanzar los 1,5 millones o incluso poco más.

Si el Málaga apetito este lunes al Sevilla se colocará duodécimo. A descuido de que se complete la contemporáneo viaje, la décima plaza la ocupa el Alavés con 45 puntos, seis más que el Málaga. El Celta (un partido menos) es undécimo con 44 puntos.