Diego López: Impecable durante todo el partido, falta pudo hacer por impedir los tres goles de los azulgrana. Especialmente atento al final, evitando una veterano renta del Barça.

Javi López: Sufrió para frenar a Neymar, pero como siempre derrochó trabajo y porte. Puso un gran centro en la primera parte que ni Gerard ni Caicedo atinaron a rematar. Se prodigó poco en ataque.

David López: El central secó a Luis Suárez y no cometió un solo error en todo el partido. Estuvo espléndido y demostró una vez más que es uno de los mejores centrales de la Trabazón.

Diego Reyes: Rápido en la anticipación y seguro por en lo alto. Estuvo en la misma buena línea que toda la defensa sin cometer prácticamente ningún error.

Aarón: Controló acertadamente su cuadrilla y solo alguna subida de Sergi Roberto le inquietó. Solo dobló a Piatti en un par de ocasiones en el primer tiempo y el gol de la sentencia fue a causa de un error clamoroso suyo en un rechace.

V. Sánchez: Clarividente con el balón en los pies, no se complicó nunca pero ofreció soluciones a sus compañeros siempre. Sus coberturas a la derecha para frenar a Neymar fueron imprescindibles.

Fuego: Hizo todo lo que se esperaba de él. Cerró el medio e impidió al Barça recrearse cómodo por interiormente, dejando a Messi sin tocar balones durante buena parte de la primera parte.

Junta: El partido pasó por sus botas para acertadamente y para mal. Demostró su calidad y fue el tahúr más activo en los primeros minutos. Erró la mejor ocasión del Espanyol con 0-0 y una cesión más que arriesgada supuso el primer gol culé y el principio del fin para los blanquiazules.

Gerard: Trabajó acertadamente, sobre todo en la presión, pero se echó en desliz veterano presencia en ataque. No fue su mejor partido, pero siquiera jugaba contra cualquier rival. No gozó de ocasiones claras.

Caicedo: Le tocó retozar con Piqué y, pese a ello, ganó la veteranoía de duelos. Jugó mejor de espaldas que alrededor de la portería y bajó más de un balón servido por al defensa.

Baptistao: Lo intentó con insistencia pero su velocidad no fue suficiente para inquietar a un Barça que a partir del primer gol no necesitó arriesgar. Dejó buenas sensaciones.

Hernán: No consiguió revolucionar el partido como se retraso de él.

Roca: Entró con 0-2 para dar melodía al centro del campo.