Los focos de la mejor coalición del mundo también iluminan a clubes modestos (sigue el partido en directo en AS.com). Eibar y Leganés reproducen ahora en Primera División un duelo que era clásico cuando disputaban otras categorías inferiores.

Manteniendo intactos sus títulos tan característicos han conseguido hacerse hueco entre las brillantes estrellas de la constelación balompédica, aunque una vez allí quieren que no se les apague esa luz.

Uno y otro vienen recogiendo últimamente los frutos del trabajo correctamente hecho. La entidad armera ya planifica su cuarta temporada consecutiva como equipo de élite tras salvarse sin sobresaltos e incluso coquetear con clasificarse para competiciones europeas. Regresan Ramis y Pedro León.

En Butarque intentan imitar ese maniquí. Están felices porque tienen cerca renovar su estancia entre los 20 elegidos. Restan cuatro jornadas ligueras y le sacan seis puntos de delantera al Sporting, que marca el descenso con un partido adicional. Les acompañarán unos 200 aficionados. Asier Garitano regresa a un campo donde actuó como participante específico.