Blake Griffin evita darle la mano al dueño de los Clippers en su regreso a Los Angeles

0
54


​​Blake Griffin jugó por primera vez en Los Angeles desde que fue cambiado por los ​Clippers, uno de los equipos de esa ciudad, y demostró su molestia con el dueño de su ex equipo por haberlo traspasado.

​Steve Ballmer, propietario de la franquicia californiana, estaba en la cancha mientras Griffin entraba en calor para el partido. Esperó a que terminase e intentó saludarlo, pero el ala pívot evitó saludarlo dejándolo con el saludo en el garbo.

Obviamente la destino de los Pistons ya no considera un amigo a quien fuera su caudillo en años anteriores.

Con 29 años de época, Griffin fue la primera selección universal de los Clippers en el draft de 2009 en la ​NBA. Desde el manifestación de su carrera se sabía de su calidad y sus condiciones atléticas para ser una súper destino.

Parecía que el tahúr iba a ser el símbolo de la franquicia de Los Angeles y esto se hizo más evidente cuando en 2017 le dieron una extensión de convenio por 5 años y $173 millones de dólares. Pero medio año luego lo cambiaron a los Pistons.

Griffin se quedó con un mal sabor de boca por su salida de los Clippers. Quería quedarse con ellos en el Oeste de los Estados Unidos, pero fue cambiado y el sentimiento ya no es igual para él.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here