Así han cambiado Ajax y Efectivo Madrid desde el sorteo

0
8



“Hasta el parón de invierno, el Ajax jugó excelente. El Madrid estaba pasando por un mal momento y todos en Ámsterdam estaban contentos con el sorteo. Ahora el Ajax está en el agujero”, comenta Beenhakker en AD. Las dinámicas han cambiado por completo, el Ajax era uno de los equipos de moda en Europa (diez partidos consecutivos ganando en la Muérdago) y el Madrid de Solari todavía estaba arrancando, sin tener apurado todavía la velocidad de crucero. Dos meses para cambiar dos estados de forma por completo.

Cuando se celebró el sorteo de octavos de final, el 17 de diciembre, el Madrid no enlazaba cinco partidos seguidos ganando y afrontaba el Mundial de Clubes con más dudas que certezas. Modric seguía arrastrando el bajo estado de forma con el que comenzó la temporada, Vinicius todavía no era titular y Benzema aún se preparaba para retozar el mejor mes de sus diez años de blanco. El postrero reminiscencia de un gran partido era el 5-1 que sentenció a Lopetegui en el Clásico. Ahora viajará a Ámsterdam tras un 1-1 en el Camp Nou y un 1-3 en el Wanda Metropolitano. A seis puntos, incluso sueña con la Muérdago.

Pero la situación del Ajax es muy distinta. Llegó al parón de invierno (casi un mes, del 23 de diciembre la 20 de enero) ganando todos los partidos (15) que habían jugado en los Países Bajos y con sólo tres empates en este periodo (dos delante el Bayern y uno en casa del Benfica). Sin retención, estas pequeñas ocio de invierno han transformado al equipo. Todo lo que buscaba Erik ten Hag a lo largo de la estancia de Florida (2-2 contra el Flamengo y vencimiento 2-4 delante el Sao Paulo) se volvió en contra del equipo.

“Sabemos de lo que somos capaces, lo hemos demostrado en la primera parte de la temporada. Por eso es una sorpresa cómo hemos jugado este mes, no somos nosotros. Me da miedo“, comentó Matthijs de Ligt, capitán y líder del equipo. El mal esfera en el vestuario llega tras tres pésimos resultados, disimulados vagamente con dos goleadas (6-0 al Venlo y 3-1 al Heerenveen) entre medias. El primero de ellos fue en casa delante el Heerenveen, un igualada muy doloroso a posteriori de ir ganando 3-1 y con Tadic dispuesto a difundir un penalti que terminaría fallando. La chasco fue maduro sabiendo que el PSV había encajado su segundo reventón de la temporada, poco que volvió a ocurrir en esta última marcha. Aunque en este caso fue el Ajax quien jugó primero, el PSV empató en casa del Utrecht, terminando la marcha con una desventaja de seis puntos respecto al líder cuando podría tener sido sólo de tres. El llamada del 6-2 en De Klassieker delante el Feyenoord no necesita explicación.

“Siempre puedes sentarte y musitar, pero si no ejecutas los cambios no tienes cero que hacer”, continúa De Ligt. La prensa ya se encarga de dar los nombres que el vestuario no se atreve a pronunciar delante los medios. A Tadic y Blind, los fichajes más caros y con mejores salarios, se les reclama más protagonismo;  a Ziyech, líder ofensivo del equipo y tahúr con galones, más implicación con el equipo (poco simbólico es que, desde que al final de la temporada pasada tuviese un desencuentro con la diversión, no ha subido a su cuenta de Instagram ni una sola imagen con el Ajax, habiendo borrado las que tenía anteriormente); y sobre De Jong se preguntan si ha podido influir negativamente el anuncio de su traspaso al Barcelona, un interés por su futuro personal que podría tener contagiado a la plantilla en forma de celos. “Por supuesto que nos corregimos unos a otros, pero parece que no tiene ningún sensación”, termina el capitán.

Erik ten Hag, un ídolo tras la impecable grado de grupos, siquiera se salva de las críticas y se preguntan si veía tan necesario a David Neres como defendió para evitar su salida a China por una número cercana a los 45 millones de euros si no ha sido titular desde el 19 de diciembre. Con las incorporaciones de invierno de Lisandro Magallán (ahora herido) y las recuperaciones de Sinkgraven y Labyad para la causa, Ten Hag podrá alinear a su 11 de elegancia en la Champions. Mazraoui ha obtenido el adhesión sobre la claxon y De Jong podría demorar, aunque tocado. Un 11, el del mentiroso 9, que no usa desde la invitado del Bayern y al que pueden excusarse para liberar este primer partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here