La NASA, EE.UU. y lo que pudiese suceder en el año 2023 - Titulares y Más
Connect with us

Cuba

La NASA, EE.UU. y lo que pudiese suceder en el año 2023

El tema sigue abordándose con mucha seriedad, y van quedando atrás los que piensan de forma muy superficial sobre el desarrollo de la vida humana

Tania Díaz Castro

Jueves, 6 de diciembre, 2018 | 3:00 am

Published

on


Kennedy Space Center NASA. Fotografía Getty Images

LA HABANA, Cuba.- Nada de cuentos. La historia empezó, conforme noticias de los medios informativos de Washington Times, The Guardian, Court House News, Al Jazeera y Redacción Huellas, el seis de diciembre de 2013, cuando la Cámara de Representantes de los USA por vez primera, desde el instante en que se fundase en 1958 la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio -NASA-, organizó un foro de discusión en el Congreso donde participaron abundantes especialistas en vida extraterrestre.

Fue Sara Seager, especialista en exploración planetaria de la Universidad de Massachusetts, quien aseguró en tal foro de discusión que “en menos de una década vamos a poder localizar signos de vida alén de la tierra”. Asimismo la astrobióloga Mary Voytek, y el especialista en historia de la ciencia, Steven Dick, los dos de la NASA, aseveraron que dichos descubrimientos podrían asistir a localizar contestaciones a inconvenientes que encara nuestro “planeta azul”.

“Tan solo en nuestra galaxia hay tres,500 potenciales ex- planetas, incluyendo a 647 en la llamada “zona habitable”, expresó Voytek.

Con este fin, en 2011 la NASA desclasificó una serie de documentos. El más controvertido se refiere a la recepción de determinado género de comunicación proveniente del espacio exterior.

Tan pasmante fue lo dicho en el documento, que el parlamentario canadiense Paul Hellyer, interesado en que su país considere con rigor la patentiza de vida extraterrestre, aseveró en el Congreso del gobierno de Canadá que “nuestros vecinos estadounidenses se hallan adelantados en la materia y negociando con entidades alienígenas el intercambio de tecnología, entre otros muchos conocimientos”.

Sería bueno rememorar que, en 1961, el presidente Kennedy anunció que mandaría hombres a la luna y los traería de vuelta antes que concluyera esa década. El 20 de julio de 1969, 17 meses ya antes del plazo fijado, se realizó un enorme salto para la humanidad: los astronautas Neil Armstrong y Edwin Buzz Aldrin llegaron a la luna a bordo del Apolo 11 y retornaron a casa. Por vez primera nuestro satélite natural fue visitado por USA,  cumpliéndose de este modo el viejo sueño del viaje a la luna.

Ojalá y la NASA pronto nos de las buenas noticias que aguardamos.

Los 4 primeros astronautas de la NASA a bordo del Crew Dragon (asimismo conocido como Dragon dos) a la Estación Espacial Internacional como una parte del Programa de tripulación comercial de la NASA, que va a devolver la capacidad de vuelo espacial humano a los USA por vez primera desde el instante en que el Programa del Transbordador Espacial fue retirado en 2011. Fotografía Spacex.com

Saber que esto puede suceder pronto es lo mejor a lo que podemos aspirar. El tema prosigue abordándose con gran seriedad, y van quedando atrás los que piensan de forma muy superficial sobre el desarrollo de la vida humana.

¿Va a ser que estamos a un paso de conocer la razón de nuestra existencia? ¿Que una vez, hace bastante tiempo, los alienígenas, a quienes consideramos dioses por nuestra ignorancia, nos descubrieron, y nos observan y monitorean con sus telescopios de largo alcance?

Si todo se descubre, ¿dónde el Vaticano ocultará la cara? ¿Qué va a ocurrir con las religiones?

¿Tras nuestros contactos con los viejos amigos extraterrestres nos volveremos seres más pensantes, más racionales, siendo conscientes de nuestro origen, más verdaderos y mejores personas?

Fuente

Congreso de EE.UU. discute sobre vida extraterrestre, diciembre 2013: Agencias Washington Times, Court House News, Al Jazeera, The Guardian y Redacción Huellas.

Cuba

Directivo y documentalista Eduardo Palmer dona su obra a TV Martí

Todos los documentales serán puestos al aire en TV Martí, uno semanalmente, bajo el título “El Legado de Eduardo Palmer”

CubaNet

Lunes, 10 de diciembre, 2018 | 3:08 pm

Published

on


Eduardo Palmer, en la presentación de su libro Mis seis guerras, en 2015. Fotografía El Nuevo Herald

MIAMI, USA.- Eduardo Palmer, reconocido a nivel internacional como directivo y documentalista, donará su trabajo de una vida a Radio y TV Martí, notificaron en nota de prensa las autoridades del medio.

Todos los reportajes de Palmer, más de 20, van a ser puestos al aire en TV Martí, uno de manera semanal, bajo el título “El Legado de Eduardo Palmer”.

Nacido y criado en La Habana, Palmer se graduó como letrado en 1952 de la Universidad de La Habana, mas lo que realmente le interesaba los reportajes para cine y TV. Fue con lo que creó la Cuban Colorfilm Corporation en 1954.

Sin embargo, poco tras Fidel Castro llegar al poder, en el mes de noviembre de 1960, se exiló mediante la embajada de C. Rica en La Habana, y de ahí se fue a N. York, donde pronto prosiguió haciendo lo que le agradaba, grabar.

Eduardo Palmer documentó la caravana de Fidel y los alzados de Oriente a La Habana en 1959, y tras desamparar la isla, grabó asimismo otros enfrentamientos en América Latina, como los de la R. Dominicana, El Salvador, Nicaragua, la isla de Granada y Panamá, como la ida de Castro a Venezuela, al primer mes de llegado a La Habana.

De pacto a la nota, el acontecimiento va a tener sitio en el área del vestíbulo, en el segundo piso de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) por sus iniciales en inglés, el viernes 14 de diciembre de 2018 a las 11:00 de la mañana.

La oficina de OCB está situada en el número 4201 y la 77 avenida al nordoeste de Miami.

Continue Reading

Cuba

Marcos Urbay, Premio Nacional de la Música cubana 2018

Desde hace treinta años Marcos dirige la Banda de Conciertos de Caibarién, agrupación con 110 años de existencia

Pedro Manuel González Reinoso

Lunes, 10 de diciembre, 2018 | 1:10 pm

Published

on


SANTA CLARA, Cuba.- Marcos Antonio Urbay Serafín (21-10-1928), profesor de muchas generaciones de músicos sinfónicos, oriundo de Caibarién, donde aún se entrega a la docencia con sus 90 años y prosigue al frente de la Banda Municipal de Conciertos, recibió por teléfono la nueva de su Premio Nacional de la Música, en voz del jurado encabezado por la maestra Digna Guerra y también integrado por otros cuatro músicos con renombre entre aquéllos que figura el asimismo enseñante Pancho Amat. De una propuesta de 10 aspirantes, Urbay se levantó irrefrenable, como su batuta.

Desde hace treinta años Marcos dirige la Banda de Conciertos de Caibarién, agrupación con 110 años de existencia de la que su padre, Roberto Urbay Moflete, fue creador, primer trompeta desde 1949 hasta 1990, y directivo para toda la vida.

En 1926, cuando el remediano Alejandro García Caturla inauguró con su banda el Teatro Cervantes, el día de hoy en absolutas ruinas, su progenitor tocó en la orquesta un recordable solo de trompeta. De esta forma trasmitió al primogénito sus desvaríos por los instrumentos de viento, para los que, el hijo, compuso después un procedimiento complementario de aprendizaje que todavía se considera insuperado en las cortes académicas.

Marcos vivó largos periodos de su juventud en La Habana, donde recibió y también dio instrucción, ejecución y solfeo, integró la orquesta Riverside como solista inusual entre 1952 y 1956, y conformó por último el trío de trompetistas de la orquesta Sinfónica Nacional a lo largo de 30 años consecutivos.

Su especialidad fueron los ejercicios de flexibilidad, emisión, estacato, cromatismo y también intercalados, los que entonces transcribió a fin de que no se perdiesen como acostumbran a perderse las partituras.

Regresó al terruño cuando los años duros del periodo singular hicieron desamparar la capital a multitud de cubanos que apenas hallaron recursos decorosos con qué mantenerse ni trasportarse.

Volvió el errante a su urbe natal con los empeños manifiestos de ganar el tiempo sobrante en formar lo que muchos consideran el día de hoy su más preciosa obra: La Banda Infantil de Conciertos, integrada por pequeños y adolescentes de toda la zona central del país, a los que insufla adoración por los instrumentos, aparte de vientos.

En 2015 le fue entregado el premio Ser Leal, que da el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) en Villa Clara, inspirado en la figura del folclorista Samuel Feijoó, por el trabajo de siempre.

Marcos Urbay en el parque La Libertad de Caibarién. Fotografía cortesía del autor

Agobiado, como todo cubano de a pie, declaró al cronista Lenir Rivero en una crónica suya que publicaría la gaceta OnCuba aquel año:

“Yo, por servirnos de un ejemplo, como directivo de la banda gano unos 500 pesos [CUP]: adquiero 2 bultos de pollo, la sazón para cocinarlos, una libra de viandas y ¡se fue el sueldo del mes! Mas en los 4 años que estuve con la Riverside, jamás salimos del país, y jamás dejamos de apreciar lo que hacíamos. Créeme, en estos tiempos, viviríamos afuera.

Son temporadas diferentes, y lo entiendo. Dos viajes al exterior y ganan más que yo en todo el año. Mas el amor por la música, la motivación, deberían continuar íntegros. Ahí debe de trabajar Cultura, para hacer sus mejoras económicas, pues el dinero asimismo importa, si bien no sea lo primero”.

Continue Reading

Cuba

Cuba, un país que lleva más de medio siglo sin derechos humanos

Durante 66 años y nueve meses hasta hoy día, “la floración más noble de la cultura” de la nación, la moral y sus tradiciones, fueron arrancadas de cuajo

Alberto Méndez Castelló

Lunes, 10 de diciembre, 2018 | 11:26 am

Published

on


Soldados de las Tropas Singulares del Ministerio del Interior o bien ‘Boinas negras’ como estos en una zona en el centro de La Habana han sido desplegados en las zonas más golpeadas por Matthew, al extremo oriental de Cuba. 2016 (Fichero)

LAS TUNAS, Cuba. – Triste día para Cuba el día de hoy. Mientras que los cubanos cargamos el estigma de 66 años con los derechos universales pisados, el día de hoy las naciones civilizadas festejan el 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por la Reunión General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948,

Vienen violándose reiterada y de manera sistemática los Derechos Humanos en Cuba desde el primer día de la semana 10 de marzo de 1952, (¡qué casualidad!) hasta este otro lunes, hace el día de hoy la friolera de 66 años y 9 meses.

Mediante el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, Fulgencio Batista eliminó la Constitución de 1940, sustituyéndola con lo que llamó “Estatutos Constitucionales” del cuatro de abril de 1952.

Ciertamente el régimen del general Fulgencio Batista no eliminó los derechos económicos, y hasta en ese periodo (1952-1958) la economía en la Isla medró, siendo preponderante el capital del inversor nacional con respecto al extranjero.

Pero no solo de pan viven las naciones civilizadas. La censura de prensa, la derogación del Código Electoral de 1943, los arrestos arbitrarios, torturas, ejecuciones extrajudiciales de opositores políticos y violaciones de los derechos humanos, en definitiva, hicieron que los cubanos a decir de mi padre “se alzaran contra Batista”.

Ya en el primer quinquenio de los años 30 lo cubanos se habían alzado contra la dictadura de Gerardo Machado. Y derruido el dictador, habían luchado por gobiernos justos.

Y en ese bregar democrático, los cubanos habían blindado sus derechos. Adelantándose 8 años a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Constitución de 1940 era suficientemente fiable para ser de Cuba una democracia digna.

En ese contexto, en el número 25 de la gaceta Bohemia en el mes de junio de 1952, el doctor Rafael García Bárcena (1907-1961) escribió:

“Cuando Batista y su vieja guarda abandonen el poder, vamos a poder decir que la noche quedó atrás, mas no solo por el hecho de que nos hayamos librado del 10 de marzo, sino más bien asimismo por el hecho de que vamos a haber rebasado el nueve de marzo.”

Se confundía el doctor García Bárcena. La madrugada del 1ro de enero de 1959, “cuando Batista y su vieja guardia” abandonaron el poder, se instaló en Cuba el castro-estalinismo, la dictadura dinástica de más larga data que ha tenido América.

Fidel Castro, convirtiendo la Constitución de 1940 a su imagen y similitud en “Ley Fundamental”, en el mes de febrero de 1959 se transformó en Súper Primer Ministro y convirtió Cuba en feudo. Vidas, haciendas y libertades podían desaparecer de un plumazo, a través de “leyes revolucionarias”. Y desaparecieron.

Pasando sobre derechos constitucionales, en juicios sumarísimos, sin garantías procesales, decenas y decenas de cubanos fueron condenados a muerte, ciertos, en instalaciones deportivas cuales si fuera un circo romano.

Criminales de guerra nazis no hubiesen tenido la tradicional compostura germánica frente a los “tribunales revolucionarios” castristas. De este modo empezaron fusilando en 1959, y, siguieron matando en los años 60, 70, 80, (de esta manera fusilaron al general Ochoa en 1989) y de esta manera fusilaron en 2003 a 3 jóvenes afrocubanos por procurar llevarse a U.S.A. una lancha de pasajeros.

Desde exactamente el mismo año 1959 y hasta hoy, miles y miles de hombres y mujeres fueron al presidio político por oponerse al castrismo. Otros miles, asimismo fueron a la prisión, no por ser activistas políticos o bien criminales comunes. Fueron al calabozo por ser labradores y vender su café saliéndose del monopolio castro-estalinista. O bien por ser vaqueros y sacrificar sus reses y vender las carnes fuera del monopolio castro-estalinista.

Millones de dólares estadounidenses invertidos en disímiles industrias fueron expropiados desde 1959. Y cuando ya no había industrias, fincas, hoteles o bien bancos que expropiar, en 1968 Fidel Castro emprendió la llamada “ofensiva revolucionaria”, despojando a los lustrador hasta de sus cajones.

Y ahora, en 2018, pretende el castrismo que, los lustrador despojados, los vendedores de fritangas, cuyos tenderetes fueron sacados de circulación como los de toda suerte de buhoneros, hagan “trabajo por cuenta propia” depositando sus dineros en los bancos castristas.

Negocio bastante difícil. Esos “bancos” ya hicieron un “canje de moneda” de muy mal recuerdo para los cubanos, puesto que, el Presidente del Banco, un argentino, en vez de firmar con su nombre, firmó los billetes con su apodo, Che.

Firmaba el “Presidente del Banco Che” los pesos cubanos, autenticando: “Garantizados íntegramente con el oro. Cambio extranjero. Convertible en oro y todos los otros activos del Banco Nacional de Cuba. Este billete forma una obligación del Estado cubano”.

Pero todos sabían que, a pesar de la altilocuencia del firmante, era aquella una pamplina de carterista consumado, puesto que, semejantes papeles-monedas, ni tenían garantía en oro ni verosimilitud en cambio extranjero.

A raíz de las acciones legales recién tomadas por la OEA por violaciones de derechos humanos en Cuba, y de presuntas infracciones de derecho internacional de derechos humanos que conceptualizarían delitos, voceros del régimen se apuraron a aseverar que, en Cuba, no se cometen torturas.

¿Conocen los voceros del régimen castrista el término de tortura? Obviamente no. Ellos, negadores de la tortura, han sido torturados en Cuba.

La “Declaración sobre la protección de todas y cada una de las personas contra la tortura y otros tratos o bien penas atroces o bien degradantes” dice:

“Se comprenderá por tortura todo acto por el que un funcionario público, o bien otra persona a instigación suya, produzca intencionalmente a una persona penas o bien sufrimientos graves, así sean físicos o bien mentales, con el objetivo de conseguir de ella o bien de un tercero información o bien confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o bien que se sospeche que ha cometido o bien de amedrentar a esa persona o bien a otras”.

Fíjense… “funcionario público”, y, técnicamente, un funcionario público necesariamente no debe ser policial o bien parapolicial.

Y observen… “sufrimientos graves, así sean físicos o bien mentales”. Y solo no tortura un agente de la ley en un interrogatorio para lograr una confesión: asimismo es tortura cuando se castiga “por un acto que haya cometido o bien que se sospeche que ha cometido (alguien) o bien de amedrentar a esa persona o bien a otras”.

El castro-comunismo-estalinismo-fascismo-neocolonialismo, (¿de qué manera conceptualizar a gente tan variable aferrada al poder?) viene torturando desde 1959.

Primero torturó a sus oficiales y soldados descontentos, enviándolos a trabajos forzados, dando pico y zapa cuando faltaron peones en las construcciones, o bien haciendo de macheteros cuando faltaron brazos en los cañaverales.

Torturó a religiosos, librepensadores y homosexuales enviándolos a campos de trabajos forzados. Torturó a escritores, censurándolos y haciendo que hiciesen de bibliotecarios… y ahora, en 2018, pretende maniatar no solo la palabra oral y escrita, sino más bien asimismo la música, la danza y las imágenes.

Antecesora de los derechos universales, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en el preámbulo dice: “Es deber del hombre ejercer, sostener y alentar por todos y cada uno de los medios a su alcance la cultura, por el hecho de que la cultura es la expresión máxima social y también histórica del espíritu. Y puesto que la ética y las tradiciones forman la floración más noble de la cultura, es deber de todo hombre acatarlas por orden universal”.

Esa es la razón por la cual la nación cubana se halla desorientada, sin rumbo: a lo largo de 66 años y 9 meses hasta actualmente, “la floración más noble de la cultura” de la nación, la ética y sus tradiciones, fueron arrancadas de golpe. Y esa es la labor improrrogable de los cubanos: salvar la ética y tradición libertaria de los progenitores creadores. Es el único modo de tener Derechos Humanos en Cuba.

Continue Reading

Tendencias